CAMPING-FERRER-PEÑISCOLA

Aquellos que suelan hospedarse en campings a lo largo de toda la geografía nacional seguro que sabrán que la práctica totalidad de estos lugares se encuentran a las afueras de las ciudades y pueblos que los alojan. Al ser sitios que necesitan de mucha naturaleza, suelen estar en las periferias, y si es en la cosa, muy cerca de la playa. En el caso del Camping Ferrer esto se cumple… a medias. Porque si bies está a tan solo 300 metros de la playa Sur de Peñíscola, el alojamiento se encuentra en pleno corazón de la ciudad.

Encontrarnos un camping de estas características a escasos 500 metros del casco antiguo amurallado de la Ciudad del Mar es toda una sorpresa, y es una de esas peculiaridades que hacen que Peñíscola sea un lugar tan especial. Hablamos de un camping muy completo que no solo ofrece las típicas parcelas para tiendas de campaña o para aparcar las autocaravanas, sino que también cuenta con bungalows para 4 o 5 personas, con todo lo necesario para disfrutar de unas vacaciones muy especiales.

De hecho, incluso cuentan también con algunas habitaciones dobles, pro si nos volvemos más sibaritas de repente y queremos estar como en un hotel, solo que en el camping. Disfrutaremos también de todas las instalaciones, desde las duchas de agua caliente durante todo el día a la piscina, pasando por el magnífico restaurante en el que podremos probar las delicias gastronómicas de la zona.

Un lugar distinto y especial en pleno centro de Peñíscola, con muchas opciones de alojamiento y unos precios más que razonables. Con la playa y el centro de la ciudad a menos de cinco minutos de paseo, el Camping Ferrer es una alternativa perfecta para aquellos que quieran conocer a fondo la parte más natural de Peñíscola.

Share this article