Peñíscola es sin duda uno de los lugares más interesantes de toda la costa de Castellón. Una ciudad que destaca como destino turístico, especialmente en verano, pero que mantiene su encanto también en todas las demás épocas del año, por su historia, por su legado, por todo lo que pone a disposición de los visitantes en cuanto a cultura, gastronomía, etc… Lo ideal, por tanto, es visitar Peñíscola con tiempo suficiente para disfrutar de todo.

PEÑISCOLA-DESTINO-TURISTICO

Pero en este mundo en el que vivimos el tiempo suele ser un bien escaso, por lo que tenemos que aprovecharlo al máximo, y muchos visitantes se han encontrado en la tesitura de estar de paso por la zona y tener que ver Peñíscola en tan solo un día. Esto le quita mucho sentido a la visita, pero nosotros trataremos de guiar en lo posible a esos visitantes express para que al menos vean lo más importante que la Ciudad del Mar esconde.

Seguramente el tiempo se debería aprovechar entrando ya en la ciudad antigua desde el primer momento, para ver sus calles medievales, para disfrutar de sitios como El Bufador, muy cerca de la playa, o la Plaza de Santa María. El Parque de Artillería es otro de los sitios indispensables en cualquier visita a Peñíscola, y por supuesto, no puede faltar también la vista al Castillo del Papa Luna, que está siendo reformado y mejorado en estos últimos años, dotándolo de mayor enjundia si cabe.

En caso de tener todavía tiempo después de disfrutar de las atracciones de la ciudad antigua, bien podemos dar un paseo junto al mar hasta el puerto, para disfrutar en la lonja del mejor pescado de la zona, así como de las vistas del magnífico castillo desde la propia playa. Parar a degustar algún plato típico en algún restaurante o taberna es también una buena idea cuando estemos de visita en Peñíscola, de donde nos iremos siempre con la idea de volver.

Share this article