Aunque para la mayoría de visitantes, Peñíscola sea principalmente conocida gracias a sus playas y a su impresionante historia monumental, lo cierto es que la Ciudad del Mar cuenta también con otros atractivos cercanos que la convierten en uno de los destinos más polivalentes de toda la provincia. Podemos disfrutar de las playas, de los monumentos históricos del centro de la ciudad… o también decidirnos a una escapada en la naturaleza, a través del Parque Natural de la Sierra de Irta.

Lee también: Vida nocturna en Peñíscola

PARQUE NATURAL SIERRA DE IRTA

Se trata de un enorme parque natural donde podremos disfrutar de diferentes recorridos, desde dunas y calas escondidas casi vírgenes hasta trozos con vegetación. Para los amantes del senderismo, la Sierra de Irta es uno de esos lugares especiales que ofrecen todo lo que uno puede desear. Eso sí, siempre es mejor seguir los consejos prioritarios para disfrutar de un buen día en esta zona cercana a Peñíscola sin riesgos ni para nosotros ni para el propio medio ambiente:

-          Cuidar y respetar siempre la fauna y la flor del lugar, entendiendo que estamos en un sitio de gran diversidad natural y hay que protegerlo.

-          No se permite acampar en el parque, como método de protección especial para evitar posibles riesgos.

-          Solo está permitido encender fuegos en el parrillero de la Ermita de Sant Antoni, que están preparados para su uso. Si fumas en el parque, asegúrate de apagar bien las colillas y no dejarlas tiradas.

-          Si decides pasear por este paraje con tu mascota, llévala siempre contigo, con correa a ser posible, para evitar así posibles encontronazos con la fauna autóctona del parque.

-          Aparca solo en las zonas habilitadas para ello y trata de seguir siempre las pistas y senderos señalizados para evitar perderte en el parque.

Share this article